junio 18, 2024
inicionoticiasactualidadcultura popdeportesempresasopiniónpolíticatierra de campeonesalta suciedad

20

Ago

245 años del natalicio de Bernardo O’Higgins | Por Carlos Graña Sarmiento

Carlos 1
Carlos Graña Sarmiento, periodista.

El 20 de agosto de 1778, nació en Chillán Viejo, el Capitán General, Bernardo O´Higgins Riquelme, padre de la patria, primer Director Supremo de Chile. Durante mucho tiempo se exaltó su papel sólo como militar. Al conmemorarse 245 años de su natalicio, es importante conocer otros aspectos de su vida para valorizar más su contribución al desarrollo de nuestra nación. Asumió, en la Capitanía de Chile, el cargo de alcalde en el Ayuntamiento (Municipio) de Chillán en 1804. Más tarde, en 1810, fue elegido diputado por la recién formada Junta de Gobierno.


Era en uno de los españoles americanos más cultos: hablaba inglés y francés, se entendía perfecta-mente con los mapuches en su lengua mapudungun. Leyó obras de filosofía y derecho, algunas de ellas en latín, lengua que se enseñaba en los colegios ingleses donde se educó. Fue dibujante y pin-tor, obras suyas se exhiben en el museo de Lima, Perú, y Maipú, Chile. Aprendió a tocar piano, acordeón, violín, flauta y guitarra. Interpretaba música clásica y popular.


Protegió al soldado del Ejército Libertador y pintor José Gil de Castro (1785-1843), autor del retra-to que representa más auténticamente al Libertador. José Gil de Castro recibió, en 1814, la Orden al Mérito creada por Bernardo O’Higgins. El Mulato Gil fue fundamental en el desarrollo de la historia de la pintura chilena, dejó un testimonio visual de la apariencia física de importantes personalidades de su época.
O´Higgins sintió admiración por el pueblo mapuche, leyó La Araucana de Alonso de Ercilla y Zúñi-ga. Fomentó el respeto por los pueblos originarios, que habitaban en América antes de la llegada de los europeos. Deseaba que, en los colegios del Chile, no sólo se enseñara la cultura griega y fenicia; sino también la de los amerindios. Sostenía, que los grandes hechos, se realizaban influenciados por el amor patrio, que inspira a un hombre corriente los más nobles sentimiento.

Abdicacion Ohiggins


En su trato privado era afable. Le gustaba más escuchar que hablar, y tenía un talento especial para resumir las ideas o puntos en discusión en muy pocas palabras. Trataba a sus sirvientes como parte de su familia. Tenía un profundo respeto por su madre. Su padre Ambrosio O’Higgins confió el cui-dado y su educación a don Juan Albano Pereira, rico comerciante y hacendado portugués, que vivía en San Agustín de Talca, quien se preocupó de hacer bautizar bajo condición a su pupilo, porque, cuando tenía 5 años, ignoraba si había recibido este sacramento, que se verificó, el 20 de enero de 1783; también dice este documento que había nacido ,el 20 de agosto de 1778, hijo «del maestre de campo general de este reino de Chile y coronel de los reales ejércitos, Ambrosio O´Higgins», y de «una señora principal» del obispado de Concepción. Isabel Riquelme, madre de Bernardo O´Higgins, tenía 18 años cuando conoció al coronel irlandés Ambrosio O´Higgins, de 50 años, del regimiento de Dragones. Cuando quedó encinta se trató de cubrir el deshonor con una capa de si-lencio y misterio, que impidió que se ubique el lugar exacto donde nació el futuro padre de la patria.


Bernardo O´Higgins valoró siempre los cuidados que tuvo de su educación por parte de su padre. En su exilio en el Perú trató de evitar que Chile le declarará la guerra a la Confederación Perú- boli-viana. Comprendió que los problemas del comercio que acumulaban entre ambos países- Chile y Perú- también fueron factores detonantes del enfrentamiento. Sabía que detrás de la campaña exis-tían razones políticas: consolidar el régimen conservador, y económicas mantener la hegemonía del puerto de Valparaíso sobre el de Callao y la relación comercial entre Chile y Perú.


En todos los países hay siempre un número de personas que desean la guerra con la esperanza de convertir semejante acontecimiento en lucros y provechos propios, por lo que debe haber mucho cuidado en no oír a estos especuladores. Me consideraría un hombre desnaturalizado e ingrato si no usara de cuantos medios estén a mis alcances para impedir la guerra entre Chile y Perú; al primero debe mi nacimiento, y por consiguiente un amor filial; y al segundo favores y distinciones a que ja-más podré corresponder suficientemente al tamaño de mis deseos… Escribió Bernardo O’Higgins en Lima, Perú, el 20 de julio de 1836 en su hacienda en Montalván.

batallas de Bernardo OHiggins

Tuvo un gran respeto por el pueblo mapuche. Aprendió el mapudungun cuando estudió junto a hijos de los líderes mapuches. El 4 de marzo de 1819, desde el Palacio Directoral declaró a los indios “ciudadanos chilenos, y libres como los demás habitantes del Estado quienes tendrán igual voz y representación, concurriendo por sí mismo a celebrar toda clase de contratos a la defensa de sus cau-sas, a contraer matrimonio, a comerciar, a elegir las artes a que tengan inclinación, y a ejercer las ca-rreras de las letras y de las armas para obtener los empleos políticos y militares correspondientes a su aptitud”.


Estableció, el 3 de junio de 1818, que, al no depender de España, no debemos llamarnos españoles; sino chilenos. Mandó a que en toda clase de información judiciales sean por vía de pruebas en cau-sas criminales, de limpieza de sangre, en proclamas de casamientos, en las partidas de bautismo, confirmaciones, matrimonios y en entierros, en lugar de la cláusula: español, natural de tal parte, que hasta hoy se ha usado, se sustituya la de chilenos, natural de tal parte.


Durante los cuatro años y ocho meses de su mandato organizó la administración pública del país, fomentó las Ciencias y Tecnologías, Educación, proyectó la colonización del territorio, construyó teatros, fomentó la música, impulsó el urbanismo, la salud pública, seguridad, fortaleció la soberanía, abolió los títulos de nobleza y los escudos de armas. Creó la Legión al Mérito, para reconocer las virtudes ciudadanas. Fue un gran americanista. Desarrolló las Relaciones Internacionales de Chile con Estados Unidos, Portugal, Colombia, Perú y México. Construyó una nueva Nación sobre las estructuras monárquicas de 300 años. Arrasó con la vieja estructura colonial española para crear so-bres sus ruinas una tradición democrática y republicana, que hasta hoy conservamos.

Comentarios

Deja el primer comentario

ingreso de usuario

Google reCaptcha: Clave del sitio no válida.