miércoles - 10/08/2022

Iquique Chile
15°C
79% 34% 0m/s
El dolor de Nanita

El dolor de Nanita

Por PBJ

Nanita es una joven de   19 años recién cumplidos, llegó   al árido desierto   nortino   desde   el puerto de Valparaíso, y en su vientre venía  Trinidad con algunos meses de gestación. Llegó   cargada de sueños, de ilusiones a esperar junto a su madre   y su hermana el nacimiento de su bebé.

Todo era tranquilidad, armonía

Jacky y Violeta,  su madre y su hermana comenzaron a vivir en función de esta dulce espera.

El vientre de Nanita   fue creciendo,  Trinidad   comenzó   a  moverse  y    en cada    movimiento, encantaba a su  madre  a su  pequeña   tía y a su  abuela. Pasaron  los  días , los meses, hasta  llegar a  las   40  semanas y  cinco  días . Era el tiempo de nacer para Trinidad.

Comenzaron las contracciones los dolores y por ende   las   respectivas idas al Sapu de Pozo Almonte para recibir atención médica. Estas  visitas    se   repitieron  en  6 oportunidades , y  no   hubo  una  hospitalización oportuna a pesar  de   que  Nanita   era    una joven , primeriza  de alto  riesgo .

Finalmente, el día   viernes   4 de agosto   fue trasladada    al Hospital Regional   de Iquique, donde le informan que   el corazón de Trinidad   ya no latía.

Durante 11 horas   dejaron que Nanita   estuviera con su hija muerta   en su vientre. esperando un parto   espontáneo, aplicaron fórceps y todas las técnicas para provocar el parto de la fallecida Trinidad, hasta que finalmente optaron hacerle una cesárea.

Yo me pregunto quién   asume la responsabilidad de la muerte de Trinidad, quién consolará a Nanita …  quién ayudará a Jacky a soportar el dolor   propio   y el de sus hijas …

Hoy   en las  redes  sociales     el  caso se ha  hecho  viral. ¿Qué   respuesta  habrá para esta  niña   de  19  años que esperó  40 semanas  y 5   días  para     tener  entre  sus brazos a  su hija?

Desde   estas palabras  , desde  mi  rabia,  desde mi  impotencia y desde  mi  solidaridad, llamo a las autoridades de  salud  a   dar la cara  y  explicar  por qué  Trinidad  tuvo  que morir por una     deficiente atención médica …

También   desde mi   trinchera quiero abrazar a Jack y a Nanita y decirles que hoy tienen una razón más   para luchar y conseguir que el nombre de Trinidad    nunca se olvide, ya que es una   víctima   de la negligencia y la inoperancia del sistema de salud pública   que hoy tenemos los    chilenos.

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingreso de Usuarios

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!