mayo 19, 2024
inicionoticiasactualidadcultura popdeportesempresasopiniónpolíticatierra de campeonesalta suciedad

31

Ago

El iquiqueño Nacho Cornejo no estuvo en su día:Está resfriado y llegó con fiebre a la meta de belén

Hasta la tercera etapa el iquiqueño iba de menos a más, terminando la etapa 4 bastante aquejado y en el 9° lugar para quedar 7° en la general.

En una de las jornadas más larga del Desafío Ruta 40, cuando ya la cuarta fecha mundialista de rally cross country está a una etapa del fin, el iquiqueño José Ignacio Cornejo (Monster Energy Honda) obtuvo la novena posición en el circuito Belén-Belén de 345 kilómetros de especiales, cuyo tramo ganó el local Luciano Benavides.

Es la primera victoria de etapa del piloto salteño que este viernes llega a su tierra natal como segundo en la clasificación general a 05 minutos 47 segundos del líder, el español Tosha Schareina (Honda) con un total de 13 horas 15 minutos 26 segundos. Tercero está Ricky Brabec (Monster Energy Honda) a 23’13”. Quinto está Adrien van Beveren a 26’41”, sexto Pablo Quintanilla a 32’06” y séptimo Nacho Cornejo a 37’31”, quien debió bregar con los síntomas de un resfrío durante el trayecto de 579 kilómetros.

“Fue un día duro donde tuve que lidiar con un resfrío y fiebre durante la segunda parte de la etapa. Aun así tuve reserva de energías para seguir luchando contra los cronos y los obstáculos. Sin embargo, no me sentí muy bien en todo el día. Ojalá me pueda recuperar para terminar de buena forma la carrera este viernes”, comentó el piloto a su llegada al campamento de Belén donde fue medicado.

En ausencia de su hermano Kevin, por lesión, Luciano ha sacado la cara por su país al ganar la etapa del día con 2 horas 53 minutos 57 segundos, seguido de Schareina a 00’36” y del estadounidense de Honda, Ricky Brabec a 01’46”. Quintanilla fue sexto a 04’59”, Van Beveren fue octavo a 09’02” y Nacho Cornejo llegó noveno a 11’19”.

La cuarta y penúltima etapa llevó a los pilotos a las famosas dunas de Fiambalá. La salida tuvo lugar en un río seco con bastantes cambios de dirección donde la navegación fue vital. Luego vino un fuera de pista en una zona arenosa con hierba de camello. En la segunda parte de la especial en las dunas de Fiambalá hubo pistas de ríos secos, mesetas y hierba de camello. Finalmente, fue un largo enlace por carretera de dos horas y media para completar los 581 kilómetros del día, con 345 km de especial. Fue una jornada que no le favoreció al piloto nortino.

Este viernes 1 de septiembre se disputará la quinta y última etapa de la fecha mundialista que comprenderá una especial de 258 kilómetros con 70% de tierra, piedras y rocas, y 30% de arena, que terminará con un enlace de 305 kilómetros. Sumando son 563 kilómetros totales.

Comentarios

Deja el primer comentario

ingreso de usuario

Google reCaptcha: Clave del sitio no válida.