febrero 25, 2024
inicionoticiasactualidadcultura popdeportesempresasopiniónpolíticatierra de campeonesalta suciedad

27

Ago

El poder de la mente es importante para llegar al orgasmo

En la fase de excitación ocurren ciertos cambios físicos en la mujer. Lubricación vaginal, erección del clítoris y los pezones y los genitales también se llenan de sangre produciendo un engrosamiento de los labios mayores y menores y un alargamiento de la vagina.

Un orgasmo es una respuesta refleja que se produce al recibir una gran cantidad de estímulos sexuales, pueden ser estímulos físicos al tocar o besar tus zonas erógenas pero también pueden ser estímulos mentales, de hecho está demostrado que lo que piensas durante el sexo es más importante que lo que haces.

Todas las personas somos capaces de tener orgasmos sin ni siquiera tocar nuestra piel, solo con la imaginación, por ejemplo esto ocurre en sueños pero también podemos hacerlo despiertos. No es necesario que te pongas como objetivo tener un orgasmo sin contacto físico pero entiende el poder de tu mente.

La importancia de la imaginación
Si quieres poner en práctica lo que te contamos, la mejor manera es hacerlo a través de las fantasías sexuales.

Primero debes saber que es frecuente sentirse culpable o extraña a la hora de fantasear. No te preocupes, las fantasías solo son eso y no tienen nada que ver con los deseos. Te ponemos un ejemplo; una fantasía muy común entre las mujeres es aquella en la que la fuerzan a tener sexo. En ningún caso esto significa que la mujer desee que eso ocurra, simplemente le excita imaginarlo. Esto puede ser debido a que todavía las mujeres reciben mensajes contradictorios sobre su sexualidad diciéndoles que no deben desear ni buscar el sexo, fantasear con que las fuerzan elimina la responsabilidad para imaginar situaciones sexuales sin sentirse culpables.

La fantasía nunca tiene nada de malo. Es simplemente una recreación de una situación excitante en la que la persona que imagina siempre tiene el control sobre todas los factores del escenario y eso le da libertad para jugar con todo lo que quiere que ocurra. Aunque podemos fantasear con prácticas o personas que sí nos gustaría probar en realidad es muy frecuente fantasear sin querer llevarlo a la realidad.

De hecho, la fantasía tiene múltiples beneficios, aumenta el deseo sexual y la predisposición al sexo y además ayuda a conocerte a ti misma y a aumentar tu autoestima.

Está demostrado que la mujer que fantasea ya sea en la masturbación o en pareja tiene muchas más posibilidades de llegar al orgasmo. No te sientas mal por imaginar situaciones cuando estés teniendo relaciones sexuales con tu pareja, ¡prueba!

Fingir un orgasmo
Algunas mujeres con problemas para llegar al orgasmo también manifiestan dificultades para perder el control en otros aspectos de su vida. El orgasmo puede representar para ellas una escena desconocida ante la que no saben cómo reaccionaran y tienen miedo de no controlarse.

Si es tu caso puedes probar a escenificar un orgasmo en solitario, puedes poner gestos y hacer sonidos que tú crees que corresponden a ese momento y sobre todo imita las contracciones ejercitando la musculatura pélvica cuando estés en un punto alto de excitación, esto te acercará a la experiencia del orgasmo.

Con confianza y cuando estés preparada, propón a tu pareja hacer lo mismo en pareja, fingir un orgasmo sabiéndolo los dos.

Fuente: Informe 21

Comentarios

Deja el primer comentario

ingreso de usuario

Google reCaptcha: Clave del sitio no válida.