mayo 24, 2024
inicionoticiasactualidadcultura popdeportesempresasopiniónpolíticatierra de campeonesalta suciedad

14

Abr

La nueva delincuencia violenta y asesina |Nelson Mondaca I.

Nelson Mondaca columna
Nelson C. Mondaca Ijalba
nmonijalba@gmail.com

Esta vez, al escribir esta columna, les debo ser muy sincero. Mis últimos exámenes médicos, me tienen contra la pared y en una fase que cambia todo lo que me queda de vida.  Doy gracias a mis hijos que me cuidan y a mis amigos/as de siempre.   Ahora, en esa contrariedad,  les diré que me siento golpeado por las trágicas noticias que llegan de Santiago.  Creo que merecen una reflexión.

Los medios de comunicación, que están en contra del Presidente Gabriel Boric, no solamente dan a conocer los trágicos acontecimientos de la muerte de un Carabinero, sino que, paralelamente dan a conocer sus propias teorías, comentarios y tesis. En una ofensiva: reporteros y/o periodistas, pasándose de rollo reemplazan a la Justicia y se convierten en otro poder Judicial periodístico.   Cuando los escucho, me pregunto ¿Tan caídos del catre son los Fiscales/Jueces y tan mal lo hace Boric?  

Una cosa es muy cierta, los problemas de seguridad ciudadana se han agudizado con la entrada de emigrantes irregulares.   Otra cuestión, a mi juicio, no menos importante, es que los tiempos que vivimos son otros muy diferentes al pasado.  Se puede afirmar sin equívocos,  hoy existe una cultura de sociedad amante de la televisión bélica y adicta a la acción armamentista.    Voy por unas preguntas.

¿Cuántas balas se disparan hoy mismo en Chile y en el mundo? ¿Las importantes industrias del mundo que están produciendo más?  ¿Alimentos o Armas?   ¿Dónde está el negocio más lucrativo?  ¿Qué enriquece más a las mafias y a los poderosos: La Guerra y/o la Paz?

Por décadas, nos hemos preocupados de combatir el narcotráfico y a sus redes de operadores, casi siempre por tierra y por vías habilitadas.  No nos dábamos cuenta,  por otra parte, crecía el contrabando de armas. Nuestras fronteras por aire, tierra y mar, fueron acuciosamente estudiadas con avanzados sistemas de tecnologías de última generación. El contrabando de armas era parte de una bien elaborada estrategia. Los países como el nuestro, del tercer mundo y en vías de desarrollo, las armas se introducen en ciudades sin la más mínima fiscalización.   

La moderna globalización y el sistema de libre comercio, son los grandes cimientos donde se generan los conceptos científicos, que traspasan lo positivo del bien y fabrican las armas, de las clásicas hasta biológicas que destruyen la vida de los seres humanos.

En este contexto, la violencia, la criminalidad, la corrupción y otras lacras sociales, requiere de lo mejor de nuestra sociedad.   El infierno de la maldad económica y de la pérdida de valores humanos, incluso, contamina a la clase política.   El rol del Estado debiera ser determinante en el objetivo superior de mejorar la calidad de vida, de entregar una buena calidad educativa, pensiones dignas y una Justicia privilegiada en castigar severamente, especialmente, a quienes cometen crímenes de alta connotación pública y asesinan a diestra y siniestra.    

Todo lo que ocurre con el tráfico de armas, las cuales, ya están diseminadas a largo y ancho de nuestro país, pues amerita medidas de seguridad más fuertes y castigos mayores a los establecidos para los nuevos tiempos humanos.  No se trata de “correr más balas” como algunos han levantado voces.   Pero debemos ser capaces de poner atajo a la ligereza y liviandad con que se “mata a una persona”.  Creo que,  no solamente se trata de perseguirlos y encarcelarlos,

Para ciertos casos, en la vida civil democrática hay crímen y crímenes; soy partidario de que se reponga “la pena de muerte”.  Bajo los escritos de los 10 Mandamientos, no puede existir condenas (fallos judiciales) en democracia fuera del debido proceso. No hay espacio para errores judiciales imperdonables. 

Para toma en cuenta, amigo y amiga, lector(a), los avances de la democracia también pueden servir para cometer deleznables delitos y crímenes, toda vez, si tenemos que la Justicia y las Cárceles no cumplen en rigor su rol social. 

Es decir, la delincuencia sabe que cuando existe debilidad legal y permisividad carcelaria “No cumplirán condena Perpetua”.   Esta dentro de sus manuales, al paso de los años van a contar con algunos beneficios; todo es cuestión de tener paciencia y tiempo para recuperar su libertad.  En este prisma “matar”   se vuelve como una práctica deportiva de alto riesgo.

Entonces, donde está la clave para poner atajo a los desbordados asesinatos . Simple, en una Ley que la estableció Moisés en el Antiguo Testamento “ojo por ojo, diente por diente”.    La última palabra la tiene el actual Gobierno del Presidente Boric y el Parlamento.    Es lo que pienso y siento.

Lamento muchísimo la muerte en forma abrupta e intencional de un ser humano contra otro ser humano.  Me hace infeliz el dolor ajeno.  Las pérdidas de vidas inocentes, sean:  mujeres, hombres, jóvenes y niños, civiles y/o uniformados,  personas de la tercera edad, en fin,  todos ellos y ellas, no pueden ser datos y estadísticas de un voluminoso libro negro de crímenes.

Finalmente, destacar el trabajo de ambas policías, Carabineros e Investigaciones. en la persecución de la delincuencia.  Lo mismo, muy buena nota para los Fiscales a cargo de imponer la Justicia a los criminales y delincuentes.   Se han visto, operativos masivos en varios frentes conflictivos, donde existen “patrones de parcelas” y bandas muy organizadas.    No puedo dejar de reconocer el trabajo del Ministerio del Interior y del Presidente Gabriel Boric, manteniendo  el timón muy firme en la Seguridad Ciudadana, para bajarle el moño a esta nueva camada de delincuentes violentos y asesinos.

Mi última línea para entregar un sentido pésame a la viuda y familiares del joven oficial de Carabineros, por el lamentable fallecimiento del Teniente (Mayor) Emanuel Sánchez, mártir Nº 1.237 de Carabineros de Chile.  Dejó muy en alto sus funciones públicas y honró a su querida Institución uniformada.

Comentarios

Deja el primer comentario

ingreso de usuario

Google reCaptcha: Clave del sitio no válida.