mayo 18, 2024
inicionoticiasactualidadcultura popdeportesempresasopiniónpolíticatierra de campeonesalta suciedad

28

Dic

Que ganas de viajar |@plumaiquiquiqueña

@plumaiquiqueño


El mundo está lleno de contradicciones, en Inglaterra la mascarilla y el pase de movilidad no es obligatorio, sin embargo, en países como Alemania sí. En

Estados Unidos y países como Francia y España la variante Ómicron está avanzando de forma agresiva y cada día suma nuevos contagios. A nivel mundial se ha cancelado cinco mil vuelos. La O.M.S solicitó a todos los países suspender las fiestas de fin de año, pero en Valparaíso ya comenzó la cuenta regresiva por la cascada de fuegos pirotécnicos.

La situación en Chile sigue muy alejada de la nueva variante. Sin embargo, el sistema ya comienza a registrar las primeras señales que podrían ser de preocupación. Si bien Delta se había transformado en la cepa que más rápidamente se propagó en el país, ahora Ómicron la superó porque ya se han detectado más de 130 casos en menos de tres semanas. Expertos advierten que, si bien este linaje pareciera ser menos severo, puede llegar a ser más mortal que otras mutaciones si los contagios aumentan explosivamente en el país.

Inevitablemente viene el flashback de meses atrás, palpando el acecho de este virus mortal en la vida de mi tío y luego de mi hermano, ellos se recuperaron satisfactoriamente, sin embargo, no tuvo la misma suerte la madre de un amigo, dios que doloroso debe haber sido celebrar estas fiestas sin la presencia de esa buena mujer llamada Gloria.

A pesar de este incierto escenario de luces y sombras, las descargas de luciérnagas estallan al interior de mi cuerpo, toda vez que estoy posicionada en un aeropuerto en dirección al histórico puerto.  Similar estallido que adolece el personaje de Sol, libro «Luciérnagas» de Ana María Matute en medio de la guerra civil española siendo una adolescente.

Viajar al Iquique natal cobra real significado al visitar la playa de mi infancia, dónde nací y crecí aprendiendo a nadar y después a caminar. También porque vuelvo a esos suelos arenosos que buscan mis pies cansados. Es la amalgama perfecta entre el descubrimiento primigenio y los sentimientos que se desbordan con los recuerdos. El asombro se dilata por observar estrellas, cangrejos y caracoles, los cuales acercan la distancia entre una caleta y otra. Es maravilloso recibir al sol con poderosas centellas sobre el manto azulino, y humedecer los remolinos de mi cabello con la sal blanquecina de la hermosa Bellavista.

La playa se conserva intacta, los recuerdos también, no obstante, desaparecieron las instalaciones de los baños La Serena y Bellavista. Anita Carvajal una amiga morrina relata con amor que en los alrededores de la Intendencia aprendió a nadar con su papá y los amigos de antaño chapoteaban como locos en los baños Bellavista. En la década de los ochenta mientras me compraba un chupete helado y escuchaba un temón playero de Beach Boys, la mirada se sustraía por ese vestigio de una época gloriosa.

En vísperas de este verano 2022, se pronostican altas temperaturas en todo el mundo y el norte no será la excepción. Con justa razón quiero embarcarme luego a ese avión, bañarme en el mar y recibir la bruma salina por toda mi faz. Las luciérnagas se descargan como un fusil, cada vez que regreso al lar, donde los morrinos eran todos conocidos y amigos, resolvían la sana conversa con un avísale y un avisándole, removían en la arena buscando locos y almejas con los pies. Eran como niños jugando a la chaya con harina y huevo, expulsando mar adentro al Rey Momo con los pesares y los desaires de un duelo. Yo lo saludo desde lejos, aquí en este aeropuerto, esperando que la ventolera me lleve a otro lugar mágico de mi querido puerto.

Comentarios

Deja el primer comentario

ingreso de usuario

Google reCaptcha: Clave del sitio no válida.