julio 24, 2024
inicionoticiasactualidadcultura popdeportesempresasopiniónpolíticatierra de campeonesalta suciedad

16

Abr

Semana Santa en el Iquique de los 60’

CATRIPETRO*

Para los  vecinos de la Plaza Arica la Semana Santa eran días de reflexión y recogimiento, que la veíamos graficada en actos realizados por la iglesia y otras acciones cotidianas.

El jueves en la noche nos reuníamos en misa en la capilla de la virgen del Carmen de La Plaza Arica, donde la tristeza nos embarga hasta las lágrimas, de saber como Cristo, nuestro modelo a seguir había sido asesinado y dejó que lo mataran por salvarnos de los pecados. En esa misa apreciábamos el lavado de pies, donde el sacerdote en un acto de humildad se arrodillaba ante los cristianos más pobres de nuestro barrio y les besaba los pies, tal como lo Cristo.

El viernes y el sábado también se usaba para reflexionar y dar a conocer lo maravilloso que fue Dios al convertirse en hombre y entregar su vida con bastante sufrimiento en pos de que nosotros siguiéramos sus principios.

El último día, en la madrugada del domingo, las mujeres salían con la imagen de la virgen María y los hombres de otra iglesia del mismo sector con Jesús y se encontraban en una calle específica, donde resucitaba Jesús, cuya actividad se le decía el Encuentro, donde se veía con su madre y donde los asistentes de ambas procesiones con velas prendidas cantaban de alegría porque Cristo vencía a la muerte.

En esa época, una semana antes de Semana Santa, se hacía el Domingo de Ramos, donde además de la misa se regalaba algunas ramas de olivo o palmeras amarradas con lana roja, las cuales eran bendecidas por el sacerdote y cada persona se la llevaba a su casa y la colgada detrás de la puerta para que su vivienda fuera bendecida.

Los días viernes y sábado las radios mostraban su respeto ante la muerte de Jesús, poniendo música clásica y mucha gente no prendía el receptor ante el duelo colectivo que vivían los cristianos, incluso no se consumía carne de vacuno, pollo o cerdo entre otros, salvo de pescado o verduras en señal del amor y el respeto que se tiene al Salvador del mundo.
El domingo al mediodía se realizaba la misa de Resurrección, donde una vez terminada esta se repartía chocolate caliente con un trozo de queque, en señal de alegría, porque Jesús había vencido a la muerte.

En la actualidad, todo está ajustado al lavado de pies, y ya no se realiza el Encuentro en la calle, por miedo a que la gente sea asaltada, las radios no se interesan por el respeto que existía, ya que les importa más el valor del dinero que la fe y la gente come lo que venga, mientras la mayoría utiliza esos días para salir a pasear fuera de la ciudad, porque el consumismo es más grande que los valores cristianos, la mayoría de las personas de hoy se acuerdan de Cristo cuando están en algún conflicto, pero ya no razonan, no son capaces de reflexionar y son más incultos.

*Catripetro, seudónimo de reportero e investigador Edgardo Barría fallecido en el 2014. Foto, gentileza Blog Percy Avendaño. Esta nota fue publicada en el año 2011 en El Sol de Iquique, donde Edgardo Barría ocupaba el puesto de editor.

 

Comentarios

Deja el primer comentario

ingreso de usuario

Google reCaptcha: Clave del sitio no válida.