miércoles - 21/04/2021

Semblanza de Freddy Taberna (Opinión)

Semblanza de Freddy Taberna (Opinión)

PROF. HAROLDO QUINTEROS

 

El 29 de octubre de 1973, en Pisagua, poco después de la instauración en Chile de la dictadura cívico-militar de derecha que usurpó al pueblo el poder del Estado, fueron fusilados cuatro de los nueve dirigentes del Comité Regional del Partido Socialista de Chile. El quinto, fue asesinado un mes después, y otros dos lo habían sido por Ley Fuga un mes antes. El más importante de todos esos mártires fue el Secretario General del Comité Regional, Freddy Taberna Gallegos.
Freddy había nacido en Iquique, el 30 de enero de 1943. Fue hijo natural de doña Noemí Gallegos, y por esa razón, durante toda la educación primaria y parte del liceo se llamó Freddy Gallegos. Por mediados de los años 50, su madre contrajo matrimonio con el obrero y pescador Eduardo Taberna, y desde entonces Freddy adoptó su nombre definitivo: Freddy Marcelo Taberna Gallegos.
Freddy provenía de una familia humilde de ancestrales pescadores artesanales del antiguo barrio El Morro. Fue el típico niño pobre morrino: amigo leal y de todos, bueno para el fútbol y la natación, y por añadidura, bailarín de la cofradía religiosa “Pieles Rojas.” Por supuesto, también fue colaborador activo en el trabajo de sus padres y tíos. En virtud de su natural inteligencia y tenacidad, cursó exitosamente la educación escolar, en la escuela morrina Nº 3, y en el Liceo de Hombres, del que egresó en 1960.

En 1961, Ingresó becado a la Facultad de Filosofía y Educación de la Universidad de Chile (el antiguo Instituto Pedagógico), en Santiago, donde siguió por dos años la carrera de Pedagogía en Historia.

Cambió de carrera cuando se abrió la carrera de Geografía. En 1965, viajó becado a Estados Unidos, y aun siendo estudiante del penúltimo año, obtuvo su primer trabajo como geógrafo. Fue una misión de gobierno a los primeros geógrafos chilenos. Se trataba de integrar el equipo que debía trazar límites definitivos de Chile con Argentina en territorios magallánicos. Freddy vadeó ventisqueros, atravesó glaciares, y finalmente trabajó en la elaboración de esas cartas geográficas, merced a las cuales, Chile consiguió ganar TODOS los laudos arbitrales de entonces.

Gracias al trabajo de ese equipo de geógrafos, en el que Freddy participó como pieza clave, esa zona es hoy parte de nuestro territorio. Sin embargo, Freddy fue acusado de “Traición a la Patria”, y fusilado. Es decir, Freddy Taberna, acusado de “traición” fue asesinado por los más grandes traidores y asesinos que ha tenido Chile en toda su historia.
Apenas se graduó en 1967, Freddy volvió a su tierra natal. Volvió casado con Gini Arancibia, la joven estudiante de Biología que Freddy conoció en el Pedagógico. Por esos años, la Municipalidad de Iquique, cuyo alcalde ya era Jorge Soria, había puesto en marcha el proyecto “Plan Andino,” destinado a la investigación, conocimiento e integración internacional de los pueblos andinos.

Su primer jefe fue él médico penquista Carlos Ramos, quien dejó el cargo en 1967. La Municipalidad entregó esa responsabilidad a Freddy, quien la cumplió a cabalidad. Las primeras investigaciones de carácter verdaderamente científico sobre la cultura aymara, sobre todo en materia de ritos religiosos, fueron realizadas íntegramente por el otrora niño bailarín “piel roja,” Freddy Taberna.
En 1971, Freddy fue llamado personalmente por el Compañero Presidente Salvador Allende para integrar el Gobierno Regional. Ocupó el cargo de Jefe de la Oficina de Planificación, hasta el fin del Gobierno Popular. Luego del golpe de 1973, Gini fue arrestada sin cargo alguno y encerrada en la cárcel de mujeres de El Buen Pastor. Finalmente, Freddy fue detenido, apaleado, torturado, llevado a Pisagua junto a los demás dirigentes del Partido Socialista, y finalmente, vilmente asesinado.
El General Carlos Forestier, el nazi chileno-alemán que ofició de principal verdugo en Tarapacá, instruyó al abogado Mario Acuña para inventar una farsa judicial que justificara el fusilamiento de Freddy y sus compañeros. Acuña, era el ex – juez y delincuente exonerado del Colegio de Abogados por sus antiguas conexiones con el narco-tráfico y el contrabando. Había sido investigado hasta 1973 por el Consejo de Defensa del Estado, cuyo director era Julio Cabezas, un hombre limpio y honesto que no tenía ninguna militancia política. Acuña no sólo inventó los más descabellados cargos contra Freddy y sus compañeros, sino también contra Julio Cabezas, a quien Acuña hizo fusilar en septiembre de 1973.
En torno a la farsa judicial que llevó a la muerte a Freddy, no sólo se cometieron aquellos asesinatos, sino se violó la misma ley que usaban estos asesinos. Para decretar una pena de muerte, según “la ley de tiempos de guerra,” era preciso la unanimidad del Consejo de Guerra. Uno de sus miembros no se dejó amedrentar, el mayor de ejército Enrique Synn, que dejó constancia de su oposición a los fusilamientos. Eso bastaba para que no se pudieran cometer esos horrendos crímenes.

El único homenaje posible a Freddy Taberna sería actuar como él hubiese querido que lo hiciéramos: Recuperar el cobre que la derecha y la Concertación han entregado a las transnacionales en más de un 70%; poner fin a todos los tratados económicos y militares que nos han convertido en una colonia yanqui; recuperar el agua y la energía para el Estado chileno; poner fin al sistema binominal de elecciones y reemplazarlo totalmente por uno proporcional, que hasta hoy no existe, aunque al respecto se nos siga mintiendo; hacernos de una Constitución Política que sea expresión verdadera de la soberanía popular, a través de una Asamblea Constituyente; conquistar una educación gratuita y de calidad para todos, pensiones dignas y una salud de Estado que atienda dignamente a todo el pueblo. Eso, con la misma fuerza con Freddy gritó a sus asesinos antes de morir:

“¡TRAIDORES! ¡ NO NOS ACALLARÁN! ¡VENCEREMOS!”
Haroldo Quinteros.
Miembro del Comité Regional- Tarapacá del Partido Socialista, desde 1969 hasta septiembre de 1973.

 

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!