mayo 23, 2024
inicionoticiasactualidadcultura popdeportesempresasopiniónpolíticatierra de campeonesalta suciedad

10

Abr

Solidaridad del mundo con México | Por Carlos Graña Sarmiento

Carlos 1
Carlos Graña, periodista.

La comunidad internacional ha condenado, en los términos más enérgicos, la violenta irrupción de la policía   ecuatoriana en la sede diplomática de México en Quito, el pasado 5 de abril del 2024, que constituye una violación flagrante del Derecho Internacional, en particular de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, el derecho al asilo y la soberanía de México.

Es un hecho grave, inaceptable que no admite justificación alguna. La Convención de Viena data del 18 de abril de 1961 sobre relaciones diplomáticas, está amparada en la Carta de Naciones Unidas, en relación con la igualdad soberana de los Estados, el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional. El artículo 22 indica que “los locales de la misión son inviolables, y que el país sede, por medio de sus agentes no podrán penetrar en ellos sin consentimiento del jefe de la misión”.

La Convención de Viena debe ser respetada por todos. Es un componente esencial del derecho internacional. El Presidente Manuel Andrés López Obrador, había anunciado que México daría asilo político a Jorge Glas, quien durante una década se desempeñó como vicepresidente de Ecuador, durante la Presidencia de Rafael Correa. Glas permanecía en la Embajada de México, en Quito, desde el 17 de diciembre del 2023. Las fuerzas policiales ecuatorianas coordinadas con el Ejército entraron a la sede mexicana con una orden de captura por presunta corrupción y detuvieron al ex vicepresidente, acción que se catalogó como un secuestro. La orden de invadir la sede diplomática mexicana fue dada por el Presidente de Ecuador Daniel Novoa. Con esta acción se violó el derecho de asilo, contemplado en la Convención de 1954 sobre el tema y reconocido como un aporte de Latinoamérica al derecho internacional. El hecho recordó, a lo que ocurrió, el 12 de junio de 2012, cuando el gobierno de Ecuador, permitió que asaltaran a su propia sede en Londres, Inglaterra, para extraer en forma violenta e ilegal a Julian Assange, periodista, fundador de WikiLeaks.

 Con esta acción represiva se vulneró el principio de la inviolabilidad de las instalaciones diplomáticas y su personal, que debe ser respetado en todos los casos por el Estado receptor, de conformidad con el Derecho Internacional.  Además se atentó contra la integridad física y la dignidad de los diplomáticos mexicanos, lo que es un hecho repudiable. Se atropelló la soberanía de México. Estas acciones deben denunciarse con firmeza. No es posible sentar un grave precedente, que podría en peligro las relaciones internacionales y la cooperación entre los Estados, incluso en otras partes del mundo.

América Latina y el Caribe deben continuar siendo, una Zona de Paz, como se proclamó en la y   Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños, reunida, el 30 de enero del 2014, en La Habana, Cuba, con la firma de los Jefes de Estado y Gobierno. En esa oportunidad se expresó: “Conscientes de que la paz es un bien supremo y anhelo legítimo de todos los pueblos y que su preservación es un elemento sustancial de la integración de América Latina y un principio y valor común de la CELAC”, se manifestó en el documento. Asimismo, se reafirmó también la relevancia del tratado de Tlateloico para la proscripción de armas nucleares en América Latina y el Caribe.

imagen 2024 04 10 200835125

El diálogo y la negociación son las únicas vías aceptables para resolver las diferencias entre nuestras naciones, en correspondencia con los principios del Derecho Internacional y en apego a la Carta de las Naciones Unidas. Estos inaceptables sucesos han impactado a la comunidad mundial, que observa lo que ocurre en América Latina y el Caribe. Se debe denunciar al mundo y también desde Iquique, de manera categórica, la violación perpetrada contra los locales diplomáticos de México, Ecuador, y la agresión contra su personal diplomático, que debió ser protegido por diplomáticos de otras embajadas, que salieron en defensa de los funcionarios de la legación de México.

La comunidad internacional ha instado al gobierno de Ecuador a cumplir estrictamente sus obligaciones internacionales y a actuar de conformidad con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas

México y Ecuador deben utilizar el diálogo o cualquier otro recurso dentro del Derecho Internacional, para solucionar sus diferencias.

El Gobierno de Ecuador debe cumplir estrictamente sus obligaciones internacionales y a actuar de conformidad con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

América Latina y el Caribe fue declarada como Zona de Paz, y esto tiene que ser respectados por todos los estados miembros de la Organización de Estados Americanos y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y caribeños.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador de México, por su parte, junto con condenar estos hechos, rompió relaciones diplomáticas con Ecuador, y manifestó su decisión de denunciar ante la Corte Internacional de Justicia a esta grave transgresión del Derecho Internacional y a la soberanía de México. Señaló también el mandatario, que no buscará expulsar al personal diplomático ecuatoriano, que está en su país.

Comentarios

Deja el primer comentario

ingreso de usuario

Google reCaptcha: Clave del sitio no válida.