Fuente de datos meteorológicos: Iquique tiempo 30 días
junio 24, 2024

Ingresar

junio 24, 2024
inicionoticiasactualidadcultura popdeportesempresasopiniónpolíticatierra de campeonesalta suciedad

25

Ago

A propósito de “leyenda urbana” por violencia sexual en dictadura señalado por la diputada Naveillán, recordamos tres casos

El negacionismo de instaló en el último tiempo en nuestro país, donde se está por un sector político de derecha de normalizar el Golpe de Estado de 1973 y sus consecuencias.

Los casos de violencia sexual en contra de la mujer están consignada en La Comisión Valech I, que hace referencia al informe de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura, además de fallos judiciales.

La diputada de ultraderecha Gloria Naveillán dijo hace días, en una entrevista, que los casos de abusos contra la mujer durante la dictadura “es parte de la leyenda urbana».

Acá rescatamos tres testimonios de la Comisión Valech, cuyos relatos nos dejan como enseñanza que estos sucesos no deben repetirse ni justificar.

CASO UNO

Recibí golpes y corriente en la Comisaría [se omite]. La tortura más severa fue en [un recinto de la Armada], allí sufrí el submarino, la escasa comida, los simulacros de fusilamientos todas las noches, las quemaduras con cigarros (…). En la Comisaría [se omite] sufrí violación con botellas. Lesiones genitales, golpes en la cabeza, que provocaron mi estadía por una semana en la enfermería del Fuerte, sin medicamentos. VIII Región, 1973.

CASO DOS

Fui llevada a [un recinto del Ejército] y fui objeto de abuso sexual. Nos llevaron detenidas con mi hermana y una amiga. Yo fui la primera en ser interrogada. Me hicieron pasar a una pieza donde había tres milicos con su rostro tapado, tenían una bolsa negra en la cabeza, uno por uno me hacían preguntas, pero yo no sabía nada por lo tanto no podía responderle nada. Entonces uno de ellos se bajó los pantalones y sacó su pene y me obligó a que se lo tenía que enderezar con mi boca. Después vino el otro y el otro. En total fueron tres milicos que tuve que enderezárselo, el último se fue en mi boca, no sé quiénes fueron o cómo eran porque estaban encapuchados. Lo único que sé es que mi vida nunca volvió o volverá a ser como antes, ya que en ese tiempo era solo una estudiante. Por lo ocurrido no pude continuar estudiando hasta ese momento (…) lo único que sé es que no puedo olvidar nada. Consta que estuvo detenida 12 días en la cárcel sin registrar proceso y egresó por falta de méritos. 14 años, VII Región, 1973.

CASO TRES

Sufrí golpes y aplicación de corriente eléctrica en todo el cuerpo. Fui colgada de pies y manos y me taparon la boca con una toalla, en ese momento me encontraba embarazada (un mes). Fui, violada por distintos sujetos, mientras mis manos y pies se encontraban atados, me introducían en el agua, luego aplicando corriente eléctrica específicamente más en los órganos genitales, dedos y vientre. Además, sufrí agresión psicológica, amenazándome que matarían a mi hija de 9 meses que se encontraba en poder de ellos. Región Metropolitana, 1975.

Fuente:  Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura (Informe Valech) 2003, páginas 290 a 297.

Comentarios

  • Hay casos más escabrosos. Hubo violaciones a embarazadas que luego sufrieron abortos a raíz de la brutalidad de las torturas, se introdujo roedores en las vaginas de algunas presas. Un horror que aún no se repara pero que muchos no olvidamos.

Deja tu comentario

ingreso de usuario

Google reCaptcha: Clave del sitio no válida.