martes - 27/07/2021

¡Abrirse paso en medio de las dificultades! (Columna de Nelson Mondaca I.)

¡Abrirse paso en medio de las dificultades! (Columna de Nelson Mondaca I.)

NELSON MONDACA I.


Nelson Mondaca columna
Nelson C. Mondaca Ijalba
nmonijalba@gmail.com

En segundo retiro del 10% de los fondos de las AFP’s, ha significado que los trabajadores/as, puedan hacer frente a una cruda y terrible realidad. El costo de la pandemia y de la crisis económica queda claro que la paga el mismo pueblo chileno.

También es verdad, el gobierno del presidente Sebastián Piñera, ha puesto recursos económicos. Las políticas neoliberales defendidas por la derecha menos solidaria, conservadora y elitista, han dividido a su propio sector en el parlamento. Una ayuda de dinero que de verdad agradecen, muy sinceramente quienes la han recibido. Tardía, insuficiente y de corto alcance para otra gran mayoría de los chilenos. El actual Ministro de Hacienda, Ignacio Briones puede estar conforme con su desempeño También, nada de sobresaliente como empleado público.

El solo hecho de presentar un segundo proyecto al Congreso sobre el retiro de estos fondos a última hora nos hace pensar mucho más de lo algunos creen. El malestar de la ciudadanía está latente, no es fácil alimentar la pobreza con el manejo de cifras que se articulan con discursos a gusto de quienes están en el poder político. La realidad es mucho más dura con la verdad a flor de piel.

Cuando son millones de empleos los que se han perdido y al cabo de unos meses vemos, levantar empleos que no tienen contratos de trabajo y que atenúan la cruda vivencia humana. Mientras se cierran industrias, fábricas, aumentan las quiebras y sube la morosidad de las contribuciones, no van de acuerdo a las estadísticas y datos de la recuperación de la economía. Pueden decir, lo que estimen conveniente, pues para eso manejan el poder.

Existe una brecha de desigualdad en Chile que con certeza nos ubica entre los países más desiguales del mundo. La distribución del ingreso y la riqueza nos tiene prisioneros del capital. Lo cual nos lleva a la concentración de la actividad económica. Monopolios, oligopolios y la competencia monopolística. Conceptos económicos que se ignoran deliberadamente y que tienen su propia explicación en teoría de la competencia imperfecta. Los dueños de las grandes empresas que están en el poder político sacan el mejor beneficio del mercado.

Entonces, hay que continuar negando la verdad, decir verdades a medias y negar la realidad hasta el mismo día del apocalipsis. En esta dinámica no hay que dar un paso atrás. A la opinión pública se le tiene por ignorante. Esta forma de gobernar, me trae a mi vieja memoria al escritor y periodista Carlos Tromben, autor del texto titulado “Crónica secreta de la economía Chilena”. Dónde deja al descubierto los entramados de la Banca, de las AFP’s, los cálculos oportunistas por la compra de acciones de empresas del Estado, la avaricia del dinero que se ajusta a sus fortunas personales, las traiciones familiares que se anudan por la acumulación de la riqueza; todas investigaciones que configuran la amada prosperidad y la modernidad del país que amamos.

Entonces, las autoridades actuales, sean de la estructuras que sean, están sometidas a la absoluta desconfianza, sumergidas al permanente cuestionamiento y se encuentran bajo el ojo de la mira social como agentes asociados a la corrupción, al desmoronamiento ético institucional del poder político y económico. Aquí, es completamente injusto meter a toda la clase política y profesionales en el mismo saco. También, hay y existen personas nobles, decentes, de gran corazón y muy inteligentes.

En un primer juicio, se puede esgrimir que en Chile –no solamente en nuestro país- en los últimos años la renta total del quintil inferior en vez de subir, ésta disminuyo, y la tasa de pobreza aumentó. En resumidas cuentas, los pobres son más pobres y los ricos son todavía más ricos. Se agrava esta condición por la pandemia del coronavirus.

La gente en sus legítimas aspiraciones espera recibir de la democracia moderna; son tener mejores oportunidades de igualdad, de participación en la riqueza nacional, disfrutar del bienestar, del progreso de la industrialización tecnológica y de disfrutar de libertades hacia una felicidad más plena.

A veces, todo puede ser un sueño. ¿Vivimos en un país rico o pobre? Me preocupa y me da rabia la soberbia, el autoritarismo, la ceguera de los que se creen dueños de la verdad y la violencia venga de donde venga y sean por las razones que sean.

Quienes están o llegan al poder se sienten que están en el trono de los dioses y que son amos de nuestras vidas. Que las leyes los protegen y que están completamente a su favor. Para lo cual, cuentan con la fuerza de la justicia del Tribunal Constitucional y por último de los aparatos represivos del Estado para imponer sus dictados y defensa de sus grandes intereses. Según sus principios, todo hombre tiene un precio.

Lo que nos queda a los chilenos/as, es abrirnos paso en medio de las dificultades. No es fácil trazar un rumbo de navegación en medio de una tempestad y sin los instrumentos indicados. Pero que se puede hacer, sí se puede. Con mayor razón sí tienes los conocimientos básicos y dominas el arte de la situación de la nave y la altura de los astros. Cosas de los capitanes de navíos, tripulantes que han estudiado náutica, contramaestres y viejos lobos mar.

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!