martes - 21/09/2021

Adiós mi querido Iquique (Escribe El Martillo)

Adiós mi querido Iquique (Escribe El Martillo)

EL MARTILLO

Realmente hemos cambiado, Iquique no es la ciudad tranquila como antes y eso hay que asumirlo, somos una ciudad complicada, de mucha violencia. Es triste hacer este diagnóstico así, pero es la realidad.
Se pasó de una ciudad de armonía, amistad y tranquilidad a una localidad, de disparos, golpes, peleas, asaltos y más.
Se piensa que se ha sido muy permisivos en dar rienda suelta a que venga a vivir sea quien sea, sin condición y menos sin ninguna restricción, puede ser que se abrió los brazos para cobijar a mucha gente, pero otra cosa es aprovecharse del sistema.
La interrogante que nace es; quien vigiló, protegió, analizó, o simplemente estuvo con los cuidar la calidad de vida de los habitantes, las relaciones humanas, del ciudadano de quienes vivían en esta ciudad, NADIE… Las autoridades gubernamentales y comunales no dieron el ancho ni largo, la ambición personal y la poca visión llevo a que llegáramos a esta situación. Podríamos decir que Iquique quedo a la deriva.
La agresión al Senador Fulvio Rossi demuestra que estamos todos en el desamparo, indefensión, independiente que estés a favor de él o no, lo que sucedió a este Senador iquiqueño, es un ataque cobarde, de mala clase, sin precedente en la ciudad y que nos da señales de que estos tiempos y su gente ha perdido el rumbo de convivir en paz.
Por otro lado, hace poco se encontró una joven boliviana asesinada con un balazo en la cabeza y dejada abandonada a la subida Alto Hospicio, balaceras de bandas delictuales y más.
No voy a comentar otros hechos que ya casi son cotidianos, es una luz del camino hacia dónde vamos.
Lo más terrible, es que convivimos con este tipo de personas como los sujetos que son capaces de realizar una acción de este tipo de cosas.
Adiós Iquique, tus autoridades no te supieron leer y escuchar tus lamentos de sufrimiento, simplemente te olvidaron.
Tristeza, pero hay que ser realista, “Iquique Glorioso” ya no es como antes. Se perdió la sensación de estar en una ciudad cordial, amigable y tranquila.
Los culpables de esto son la misma gente que elige a los mismos, quienes aún están en deuda en mejorar esta ciudad.
Adiós mi querido Iquique.

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingreso de Usuarios

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.