domingo - 29/01/2023

Iquique Chile
25°C
76% 100% 2m/s
¡Derechos Humanos, se hace camino al andar! | Nelson Mondaca I.

¡Derechos Humanos, se hace camino al andar! | Nelson Mondaca I.

NELSON MONDACA I.


Nelson Mondaca columna
Nelson C. Mondaca Ijalba
nmonijalba@gmail.com

Es muy cierto el adagio popular, “los años te pasan la cuenta”. El reciente 23 de noviembre cumplí un año más y menos de vida. Me doy cuenta, asumiendo que el hilo de la carretilla cualquier día se puede cortar. En todo caso, para mí tiene más valor la composición poética cantada por Violeta Parra “Gracias a la vida”.

Vamos a lo nuestro. Esta semana hubo una movilización de los dependientes de comercio del Centro Comercial de Zofri. Con todo respeto a los lectores, no me voy a referir a este conflicto en esta columna. Existen otros canales de comunicación para ello. Muchas gracias por vuestra comprensión.

En lo principal, estas líneas están orientadas y enfocadas a entregar un aporte a la defensa de los Derechos Humanos, siempre desde la óptica y de mi recorrido como dirigente sindical. También salir al paso de programas de medios de comunicación en la ciudad, donde se distorsiona su misión y en forma sarcástica le endosan una culpabilidad imaginaria por la violencia en los actos delincuenciales.

Empecemos por desenredar la madeja de hilo de seda. El 10 de diciembre de 1948, las Naciones Unidas en su Asamblea General, aprobó y proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DD.HH.). Asimismo, recomendó a los estados miembros que publicarán el texto de la declaración y procurarán que fuese divulgada, expuesta, leída y comentada, principalmente en las escuelas y demás establecimientos de enseñanza sin distinción alguna, basada en la situación política de los países o de los territorios.

Entonces, las actuales generaciones conocen muy poquito de estos principios que emanan de la propia naturaleza de nuestra sociedad. En los tiempos pasados ni se nombraban los DD.HH. Tengo que admitir, yo nunca que recuerde a lo largo de toda mi vida escolar: Primaria y Humanidades, Diplomados, Capacitaciones y Seminarios. Ni siquiera un par de clases como cultura general y cívica.

Por esta misma razón, muchas personas se formaron como profesionales sin ningún cimiento de estos valores y actúan ignorando completamente cuáles son sus derechos/deberes en la sociedad. Las responsabilidades legales que el Estado tiene en la obligación de proteger y velar. Por ejemplo: la educación, la salud, la vida personal y familiar.

Para que decir en el campo del trabajo. Coexiste una clase empresarial que adolece de esta cultura, por lo tanto, sujetos a caer en la vieja escuela de la explotación y de la violación de las normas contenidas en el Código del Trabajo. Siempre estoy recibiendo quejas y denuncias sobre los abusos que se cometen al respecto de estas materias.

Afortunadamente, con el avance de la democracia se han ido incorporando normas que han perfeccionado el Código del Trabajo (C.T.) En consecuencia, los trabajadores/ras, se encuentran con mayor protección del Estado. Una de estas normas del C.T., está contenida en el Artículo 5º, inciso primero, dice “El ejercicio de las facultades que la ley le reconoce al empleador, tiene como límite el respeto a las garantías constitucionales de los trabajadores, en especial cuando pudiera afectar la intimidad, la vida privada o la honra de éstos”.

Este Artículo 5º de ley laboral, tiene una trascendencia que se enmarca en los Derechos Humanos y que pone fin al poder desmedido del más fuerte económicamente en las relaciones laborales. El trabajador no pierde su condición de ser padre de familia, mantiene su esencia como persona e individuo, de asumir sus propias decisiones y responsabilidades en la sociedad. En pocas palabras las normas del trabajo se constitucionalizan.

Creo que es mi Artículo favorito del Código del Trabajo. Por esas grandes coincidencias legales, como dicen los profesionales del Derecho, aplicando el principio jurídico de hermenéutica, también el Artículo 5º, inciso segundo de la actual Constitución, leemos “El ejercicio de la soberanía reconoce como limitación el respeto a los derechos esenciales que emanan de la naturaleza humana. Es deber del Estado respetar y promover tales derechos, garantizados por esta Constitución, así como por los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes”.

Entonces, cuando uno se encuentra con trabajadores migrantes, de cualquier género, al interior de las empresas se les debieran aplicar las mismas normas que se le aplican a los vendedores/as chilenos. Mantienen una relación muy precaria, indigna e informal.

Sin embargo, el tema de los Derechos Humanos va más allá del campo laboral. Deseo entrar, por ahora donde se radicalizan con más fuerza en la opinión pública. Lo que no quita ninguna clase de importancia a los planeamientos expresados anteriormente. En DD.HH., se hace camino al andar.

Vamos a la controversia y a la polémica. En el período de la dictadura de Pinochet no solamente se violaron los Derechos Humanos, además, se instaló la cultura nihilista, la negación de su existencia. Desde la recuperación de la democracia se continuaron violando. Solamente revisemos lo que paso en el “estallido social”. A estas alturas de la democracia, debiera imperar la verdad, la justicia y debe prevalecer en su real dimensión. Esto no es gratis, claro tiene sus costos.

Todas nuestras instituciones republicanas y personalidad jurídicas privadas, debiesen contener un protocolo que se ciñen a estas normas del respeto a los Derechos Humanos. Así en sus escrituras, en sus reglamentos, en estatutos, actas notariales, etc., pueden servir para contribuir a adquirir y valorar esta cultura de los DD.HH. Ciertamente veo que todavía estamos lejos, sí en la enseñanza media y en las universidades no forman parte de sus proyectos educativos. No existe ningún ramo que se ocupe en ninguna dimensión de la naturaleza y alcances de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Salvo en las universidades que tienen la Carrera de Abogados. Más claro que el agua.

Hay avances, sí los hay. Las policías en sus escuelas de formación nos han dado cuenta de ello. Los funcionarios formados en décadas pasadas, ellos no tomaron parte de estos conocimientos. Hay que capacitarlos. Cada institución policial trabaja en este sentido.
Especialmente cuando ciertas manifestaciones sociales se salen de su camino pacífico. Más encima la delincuencia hace de las suyas y otros infiltrados que se aprovechan para desvirtuar sus reivindicaciones, sean del orden que sean, llevando a situaciones límites.

También la ciudadanía necesita tomar un conocimiento profundo del respeto de los Derechos Humanos. No se pueden agredir a otras personas, ni tampoco a los Carabineros. Me gustaría muchísimo que las Juntas de Vecinos y Sindicatos fueran capacitados sobre estas leyes. Los organismos sociales de nivel superior, pueden postular a Fondos del CORE con este gran objetivo. Nunca es tarde para ser mejor persona y dirigente.

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingreso de Usuarios

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!