sábado - 25/06/2022

Iquique Chile
16°C
78% 77% 2m/s
El tradicional Bar Curupucho de Aníbal Pinto cumplió 46 años como sede social de la bohemia iquiqueña

El tradicional Bar Curupucho de Aníbal Pinto cumplió 46 años como sede social de la bohemia iquiqueña

La pandemia obligó a suspender por dos años las actividades sociales en la región, donde muchos bares tradicionales o ‘picadas’, no pudieron aguantar el efecto económico que originó el encierro obligatorio. Sin embargo, el tradicional “Curupucho” sobrevivió al Coronavirus, con la suerte que pocos parroquianos fueron afectados por el Covid-19 y dos se fueron al más allá, pero por otras enfermedades.

JCN.


CURUPUCHO 2Este 2022, después de tres años, el propietario del bar de Aníbal Pinto y su familia, Alfonso Dastres nuevamente celebró y recordó el día cuando se abrió al público el “Curupucho”.

El 29 mayo del año 1976, Dastres junto su hermano, abrió el bar en una vieja casona de la época de la administración peruana de Iquique. Poco a poco, al bar “grill” se fueron integrando a los vecinos y vecinas de El Morro, El Colorado, Matadero o de la Plaza Brasil.

En el Curupucho conviven cada noche, desde el más pinochetista, al más izquierdista, los que rechazaran o aprobaran el borrador de la próxima Constitución. Juntos pagan sus afectos, al lado de un tinto y a veces con un congrio con arroz y un Cabernet Sauvignon o simplemente un sanguche de pescado.

Si bien Dastres administra su negocio con amabilidad, no le temblará la mano para llamar al orden de algunos parroquianos que “pasan para la punta”, donde existe dos tipos de castigos: la tarjeta amarilla, es el aviso que hay que “portarse bien” y la tarjeta “Roja”, que no tiene apelación inmediata y aleja de la admisión por un tiempo prudente.

EL Curupucho es destacado por parroquianos y reportajes periodísticos, que es el único boliche (en buen sentido) que está al lado de un recinto de policial. A pocos metros del local, siempre hay un Carabinero haciendo guardia en la Prefectura de Aníbal Pinto y Thomson. En las noches de cenas y celebraciones, algún parroquiano o el propio Alfonso Dastres le lleva al uniformado un platito con canapés, empanaditas y una bebida.

TRANQUILO
Para nadie es indiferente de los niveles de violencia que hay en último tiempo en Iquique, cosa que no es indiferente para el dueño del Curupucho.

“He visto crecer y cambiar también a Iquique, lo que más se extraña es que antes todo era más tranquilo”, reflexiona el propietario, que además en morrino de tomo y lomo.

El Curupucho, por la medida sanitaria nacional, cerró sus puertas desde el 15 de marzo del 2020 a julio del año pasado, tiempo que igual se pagó la patente y permisos, las cuentas de luz y agua. Pese al gris panorama económico, Dastres recuerda que se “reinventó”.

“Hacíamos empanadas los fines de semana, de mariscos, y de queso, vendiendo por la ventana, y con entrega a domicilio, y fue aumentando la venta de 50 a 60, 80 hasta 90 empanadas se vendía el fin de semana”, recuerda.

Recién a mediados de julio del año pasado con el plan “Paso a Paso” y su etapa 3 (de la época), que comenzó a regir en el puerto glorioso en julio del 2022, con medidas sanitarias menos rígidas, permitió que El Curupucho de nuevo recibiera a los parroquianos y parroquianas.

COCIMIENTO
20211205 111230Esa apertura se hizo con un “cocimiento” a cargo de un grupo de parroquianos y parroquianas, se celebró la apertura, tras un año y cuatro meses, de cierre. Y lo más importante, durante esa reunión se cumplieron las normas sanitarias de aforo y distancia.

“Hay clientes antiguos de años y también llega gente nueva, luego de la reapertura comenzó a llegar nueva clientela, y ahora trabajo con mi hijo porque él sabe de todos los tragos nuevos, y yo estoy en la cocina, y cuando hay harto movimiento tengo a otra persona que me ayuda”.

Junto con celebrar 46 años El Curupucho amplio su oferta, que ahora incluye actividades culturales, como lanzamientos e libros, tocatas de grupos de jazz, entre otras.

Además, el Curupucho recibió la visita de la actual ministra del Interior, Izkia Siches, cuando era jefa de campaña del actual Presidente Gabriel Boric. El local fue utilizado, a principios de diciembre del año pasado, como estudio para realizar una entrevista a la doctora Siches de El Sol de Iquique.

Ahora el Curupucho, con nuevos clientes y actividades va camino al medio siglo como un tradicional local de la bohemia iquiqueña.

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingreso de Usuarios

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!