domingo - 24/01/2021

Hay que ser, no parecer

Hay que ser, no parecer

cartel prohibidoDaniel Puebla

Recorriendo las calles de Iquique y sus alrededores, al igual como lo hacía muchos años atrás Raúl Duarte Rivera (QEPD), periodista y comentarista deportivo que caminaba por las polvorientas canchas, siempre tenía buenas noticias que las daba a conocer en su programa de las radios El Salitre y Almirante Lynch, “Cabalgata Deportiva”.
En mi peregrinar por las calles de mi querida y adorada ciudad, “Iquique Tierra de Campeones”, en el sector norte encontré muchos afiches pegados en casas particulares, con vecinos enojados que buscaban al o los culpables de dañar estas viviendas y al mismo tiempo afear la ciudad sin respeto a los dueños de estas casas que tienen que comprar pintura para hermosear.
Los afiches dicen “1° Encuentro de Voces Cristianas”, Unidos por una sola voz, la cual se realizó este sábado 12. La empresa que organiza este evento es Ademi, quien debe responsabilizarse del daño a la propiedad privada.
Seguí caminando y me encontré que la iglesia católica Nuestra Señor del Carmen, en el frontis también le habían pegado tres afiches y más abajo me paró un amigo, quien molesto por esa situación, me dijo, “alrededor de una hora pasaron varios jóvenes pegando afiches e incluso, los detecté cuando habían puesto uno en el frontis de mi casa y les pregunté, ¿quién los autorizó?, pero se hicieron los de la chacra, sonrieron y se fueron y más allá soltaron una carcajada, así que tuve que sacarlo, porque cada uno cuida sus cosas”.
Además me comentó que en la Plaza Arica también la usaron como pared de publicidad, “y tienen tan poco criterio que este paseo público hace poco que el Rotary Club lo arregló y ellos pasan con el único objetivo de afear nuestro entorno, incluso pasó un carro de carabineros y los hice parar y les expliqué, me escucharon, pero al parecer no les interesó”.
Estas personas que dañaron viviendas, iglesia católica y paseo público, pertenecen a una iglesia evangélica, y ¿qué pensará su pastor?, ya que ellos se sienten dueños del cristianismo, lo cual proviene de Cristo y ésta persona vino al mundo a predicar el amor, impartir justicia y su misma iglesia los manda a dañar a su prójimo.
¿Dónde está el respeto que predican que hay que tener? Las cosas en la vida hay que practicarlas y no solo decirlas, ya que la verborrea da para mucho, hay que practicar la consecuencia, porque “hay que ser y no parecer”.
¿Qué dirá el pastor de que sus ovejas sean burlescos, además de dañar la propiedad y no tener amor por el prójimo?, ¿cuál es la estructura educacional que se le imparte a los jóvenes?, ¿qué tan cristianos son?
Podría hacerme muchas preguntas más, pero al parecer no son tan cristianos como se llenan la boca, también son personas de mundo, con los mismos defectos de cualquier mortal, o sea, no son herederos de Cristo como se atribuyen.

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!