julio 18, 2024
inicionoticiasactualidadcultura popdeportesempresasopiniónpolíticatierra de campeonesalta suciedad

26

Dic

Incendio de Viña del Mar | Despachos que buscan lágrimas y no informar

Una serie de critica han recibido algunos reporteros de los canales nacionales sobre su cobertura a los afectados por el gran incendio en Viña del Mar, que arrasó con 500 viviendas y que dejó a cientos de damnificados.


En algunos despachos más allá de informar se les ha pasado la mano en buscar debilitar emocionalmente al entrevistado, para ‘sacarle la cuña’ y así lograr mayor rating.

Uno de los que tiene mayor connotación negativa fue la entrevista que hizo, una noche antes del 24 de diciembre, la Periodista Mónica Pérez a un damnificado.

“Usted, don Humberto, me contaba que lo perdió todo, quedó con lo puesto”, preguntó Pérez, hasta ahí todo bien, pero luego viene la desubicada consulta: “¿Cómo piensa celebrar la Navidad mañana?, ¿qué piensa hacer?”.

En ese primer momento Humberto ríe y luego llora y unos muchachos lo retiran le lugar, donde Mónica Pérez trata de justificar su desubicación

“Pucha, no lo quería hacer llorar, no se preocupe”.

SEPU

Incómodo momento la televisión fue del conductor de noticias de Mega, Rodrigo Sepúlveda, que siempre trata de dejar reflexiones efectistas entre los espectadores.

Sepu antes de dar el pase aun móvil desde Viña del Mar reflexiona sobre el momento que estaría pasado un damnificado. “No sabe por qué fue despedido y hoy día es una persona de fuerza, de lucha, que quiere dejar un legado, un tipo que tan emocionado dice: ‘esta es la cocina donde cocinábamos con mi mujer y ya no está. Esta es mi casa y ya no queda nada’, y dice ‘me despidieron por viejo’, ¿qué? ¿Qué significa que te despidan por viejo?”, lanzó el periodista y siguió con la cavilación “el tipo tiene talento, tiene carácter, puede trabajar perfectamente, entonces basta en este país con esa política de decir que la gente por tener mayor edad va a tener incapacidad. Por favor, que alguien le pueda dar una mano como corresponde, un trabajo correcto”.

Pero vino al tiro la parada en seco a Rodrigo Sepúlveda. Y el entrevistado termina su intervención así: “Rodrigo, por favor, discúlpame, te voy a interrumpir. He sido un poco impertinente. Yo no estoy pidiendo trabajo, y voy a decirle a todo Chile lo siguiente: Aquí está ante ustedes un ingeniero mecánico (…) Rodrigo no me pidas trabajo públicamente, por favor, porque no la necesito. No digas por favor que yo soy un hombre acabado, porque aquí me ves de pie”.

Comentarios

Deja el primer comentario

ingreso de usuario

Google reCaptcha: Clave del sitio no válida.