lunes - 25/10/2021

Jean Carlos Castillo: “Me quemaron todos los documentos”

Jean Carlos Castillo: “Me quemaron todos los documentos”

Este sábado fue un día aciago para Iquique. De ser la ciudad de la integración latinoamericana, pasó a ser retratada a nivel internacional, como un ejemplo de odio e intolerancia, tras el violento ataque a un grupo de migrantes que permanecen hace dos meses en calle Las Rosas con avenida Aeropuerto, a quienes les quemaron sus carpas y pocas pertenencias, sin poder hacer nada, más que arrancar.

“Yo no me esperaba que esto iba a pasar, fue muy feo… me quemaron todos los documentos míos, los de mi hijo también”, relata Jean Carlos Castillo, originario de una localidad cercana a Maracaibo, estado de Zulia.

Estuvo casi un año en Perú, sin embargo la pandemia complicó aún más su situación de migrante, por lo que decidió dirigirse a Iquique, junto a su hijo de 15 años y otros cuatro venezolanos.

Afirma que ayudaba a un maestro en labores de construcción, dinero que le permite costear una pequeña pieza para su hijo adolescente, que lo acompañó en esta aventura y mandar algo a Venezuela, donde permanecen sus otros hijos. “Acá aceptan a una sola persona en una habitación y yo prefiero mil veces que mi hijo se quede allá y yo me quedo aquí, que no duerma en la calle”, comenta.

Hoy domingo, con el ánimo que caracteriza a los chamos, se resignaba a salir adelante.

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingreso de Usuarios

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.