viernes - 04/12/2020

La tragedia de un presidente norteamericano (Columna de Nelson Mondaca I.)

La tragedia de un presidente norteamericano (Columna de Nelson Mondaca I.)

NELSON MONDACA I.


Nelson Mondaca columna
Nelson C. Mondaca Ijalba nmonijalba@gmail.com

El presente comentario lo escribo un día antes que se conozcan los resultados finales del proceso electoral de los Estados Unidos.

Por varios días hemos seguido de cerca la elección presidencial entre Donald Trump, republicano y su opositor Joe Biden, demócrata. Además, de la renovación de la Cámara de representes/ parlamento de los EE. UU. En pocas palabras se cambia o se modifica todo el poder político del país del norte. Hasta el cuarto día, desde su inicio de la semana, todavía está en curso los resultados definitivos.

Los diversos medios de comunicación sacan sus propios análisis, hacen sus proyecciones y en modo alguno no se quedan atrás en sus pronósticos. Por supuesto, también existen canales de televisión de trascendencia internacional, que toman una línea de información más cautelosa, eludiendo empujar a su audiencia a una celebración anticipada.

A mi manera de ver esta elección, al ver las últimas apariciones públicas de ambos candidatos, Biden y Trump, éste último no esperaba un resultado distinto a su ambición de continuar en la Casa Blanca por un segundo período consecutivo. Al conocerse resultados parciales a su favor, quería que los votos por “correo” se continuaran contando. Al mismo tiempo, solicitaba en los Estados, donde crecía la votación de su adversario Biden, éstas se paralizarán. De este modo el voto por “correo” que favoreciera Biden no se contabilizara.

El reality show comenzó cuando, las tinieblas se despejaban y el nuevo aire sacudía los cielos con resultados favorables al humanismo y a la moderación, entonces, el escenario se presentaba patético a la pirámide del nacionalismo propulsado por Trump. Sus acusaciones de “fraude” y que le robaban la elección, debido a los votos por correo que cambiaban los resultados, denotaban la inmensa angustia del gran perdedor de la jornada presidencial. Puso en jaque toda la institucionalidad histórica del imperio capitalista. No se quedó en simples amenazas. Obvio, salió con toda la artillería y las municiones que podía disponer en defensa de su planificada estratagema política. Así se escribía la tragedia de un presidente norteamericano.

El apocalipsis de un endiosado mutante de los negocios a la política, utilizando el poder de su cargo presidencial, estaba haciendo todo lo imposible por convencer a sus partidarios, antes que finalizará el acto eleccionario, el conteo de cada voto ciudadano, ya él “había ganado”. Haciendo un parangón con el fútbol. Un presidente de un club profesional en disputa por un título de la “champion leage”; terminado el partido, éste le reclamara a la FIFA, ya que el partido termino a los 90 minutos de juego. Por lo tanto, los 6 minutos que se jugaron, posteriormente a los 90 minutos, no pueden ser contabilizados y, los 3 goles que realizó en este tiempo el equipo contrario no valen y no pueden ser considerados legales. Una postura de esta naturaleza sería considerada una auténtica tontería.

Empero, el caso de los ciudadanos que llevan su acción de sufragar de acuerdo con las normas que rigen este acto cívico, su voto es contado y así lo confirma la misma Corte Suprema de USA. Solamente, que debe hacerse por separado a los presenciales. Ahora, hay que tener presente: Primero. Es la primera vez que los ciudadanos norteamericanos votan vía “correo”. Segundo. El transporte encargado de trasladar este voto. ¿En manos de quién está? ¿Qué normas lo obligan entregarlo en forma inmediata a los centros de votación? ¿Y sí dependen de una empresa directa o indirectamente del señor Trump? Entonces, hay mucho hilo todavía que cortar.

 

Para variar, la democracia de EE. UU., es muy especial, tremendamente contradictoria y protectora del poder absoluto de las castas y elites sociales. El poder se reparte entre las facciones que dominan la estructura de clases privilegiadas y ricas, desde sus orígenes fundacionales. No gana el voto ciudadano, el valor del voto no es igualitario y consagra la superioridad de los Estados más grandes sobre los otros más pequeños. En la elección pasada, entre Trump y H. Clinton, a pesar de que esta última ganó las elecciones, sin embargo, no salió electa por otra instancia del sistema electoral, la cual define en el fondo al ganador del proceso electoral. Cada Estado tiene un porcentaje de representantes electorales y el candidato que gana en ese Estado, va sumando, hasta alcanzar la cifra de 270. Si es superior, mucho mejor, más amplia es su victoria por este medio. En estos momentos J. Biden tiene 253, va ganando y esperando que finalicen los últimos cómputos, se convierta en el nuevo presidente de EE. UU.

Para terminar, esta elección presidencial tiene una importancia en general para la conducción de los países de todos los continentes. De sus políticas internacionales depende en gran medida la paz, el respeto a la autodeterminación de los pueblos, de liderar el resguardo por el medio ambiente planetario, un desarrollo económico más armónico y políticas migratorias inteligentes y humanas. Estamos hablando del Gobierno estadounidense en el plano internacional más inclusivo en mejorar la calidad de vida a nivel mundial. Con mayor razón en tiempos de pandemia.
Como en toda elección, hay gente a favor y en contra. Estas condiciones son parte de la misma lucha electoral. Otra cosa muy distinta es llamar a desconocer un resultado adverso a sus ambiciones personales. La votación ciudadana es impresionante, la más multitudinaria en participación electoral del mundo. Cerca de 150 millones de personas han emitido su voto. Contarlos no es cuestión de unas horas o de un día. Por favor, presidente Trump no empañe esta jornada. Un demócrata de verdad sabe ganar y sabe perder. Eso es todo.

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!