domingo - 16/05/2021

Mujeres pampinas (@plumaiquiqueña)

Mujeres pampinas (@plumaiquiqueña)

En el último lugar del mundo, arriba quemando el sol, nace la fuerza, la mujer pampina, bajo la intrépida camanchaca y chusca revuelta. Mujeres de nuestro norte, luchadoras, con notoria conciencia social y sindical. Todas han dejado huellas indestructibles, tocando el corazón, resistiendo el rompe ola y avanzando por generar espacios de libertad e igualdad.

La pampa salitrera fue un espacio netamente masculino, hacia 1921, los campamentos mineros registraban un total de 36.399 hombres, frente a 13.411 mujeres, es decir, la presencia masculina prácticamente triplicaba la de la mujer. La vida era dura, precaria y miserable. Sin embargo, fueron estas condiciones de vida, las que hicieron posible la emancipación de las luchas obreras.

Mientras los hombres trabajaban todo el día, las mujeres eran las encargadas de velar por el funcionamiento del hogar, alimentar a la familia y cuidar de los hijos. También se desempeñaban como costureras, libreteras, parteras, lavanderas, o bien en otros empleos como cantinas y pulperías. No obstante, los censos de la época, señalaban que existían cerca de mil obreras trabajando en la pampa, como calicheras, salitreras, toneleras, carboneras, mineras y gañanes. Mujeres profesionales no existieron en la pampa, sino hasta después del 30 con la aparición de las preceptoras básicas.

Belen de Sarraga 1 e1567205490780
Belén de Sárraga.

En 1913 de las 177 salitreras, solo 77 se encontraban bajo control inglés, en este contexto se produjo la llegada a Iquique de la feminista anarquista Belén de Sárraga. Durante su visita por el norte, recorrió las oficinas salitreras, logrando tras sus apasionadas conferencias, desencadenar el surgimiento de centros femeninos en el norte. Estos, proponían liberar a la mujer del fanatismo religioso, la opresión masculina, generando conciencia social.

Teresa Flores, dirigente sindical, fundadora del primer partido obrero en Chile, actriz, feminista, luchadora incansable al servicio de la clase obrera y la liberación de la humanidad, junto a su compañero Luis Emilio Recabarren, serán los impulsores de esta hazaña. En las páginas del periódico el “Despertar de los Trabajadores” reflejan el trabajo político para difundir y levantar los centros femeninos. En el año 1917 impulsó la creación de un

tereza flores
Teresa Flores, dirigente sindical

“Consejo Federal Femenino”, dentro de la Federación Obrera de Chile. Los comités de dueñas de casa impulsados por Teresa Flores hicieron carne la más brillante propuesta femenina de lucha en la época. “Las huelgas de las cocinas apagadas”, si alguien intentaba encender las cocinas, las apagaban echando agua por las chimeneas. Había razones de sobra para que las mujeres se indignaran, ya que no había los víveres indispensables en la pulpería, descubrían los porotos con gorgojos o la harina estaba contaminada.

Este tipo de organización decae por la migración de las mujeres ante la crisis de las industrias salitreras y por las nuevas formas de organización que aparecen cerca de los años 20, como son los partidos políticos y sindicatos. A modo de conclusión, los centros Belén de Sárraga abrieron una nueva etapa para el feminismo obrero. Elena Caffarena es el mejor ejemplo; feminista iquiqueña del siglo XX, impulsora del derecho al voto femenino en Chile.

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!