sábado - 23/01/2021

¿Sadomasoquismo? Todo lo que querías …

¿Sadomasoquismo? Todo lo que querías …

Todo-lo-que-querias-saber-sobre-el-sadomasoquismo-4Las prácticas más comunes

En general suele haber un dominante y un dominado, y puede ser del tipo sadomasoquista, donde hay flagelación y azotes, o de disciplina, algo que más bien se trata de restricción y prohibición. Aunque los sadomasoquistas no son muchos, sí hay un alto índice de fantasías al respecto. Según las encuestas, cerca del 12% de las mujeres y el 20% de los hombres tienen estas fantasías frecuentemente.

Es una práctica antigua

El Kamasutra, del 300 AC, ya nombraba los golpes como algo común en las relaciones sexuales, figurando también en el arte griego. Sin embargo, la verdadera popularidad del BDSM (Bondage; Disciplina y Dominación; Sumisión y Sadismo; y Masoquismo) surgió en el siglo XVIII, cuando algunos prostíbulos comenzaron a especializarse en traer mujeres para dominar a los hombres.

El Marqués de Sade fue el primero en publicarlo en un libro, con su novela Justine, donde se hacía referencia a los latigazos, golpes y sogas que ataban a los dominados. Sadismo fue el término con el que se denominó a estas prácticas, pero luego de que Sade fuera encarcelado, considerado un demente, también fueron consideradas insanas sus obras e ideales.

Freud fue el primero en darle el nombre sadomasoquismo y llamó neuróticos a quienes lo disfrutaban. Por años fue considerado una desviación e incluso en 1994 fue señalado como un desorden psiquiátrico.

¿Es abuso?

Muchas personas suelen decir que es abusivo, pero quienes lo practican lo defienden haciendo notar que se trata de una puesta en escena. La violencia no es real, sino que es una actuación consensuada por las personas que participan. Es necesario tener la menor cantidad de prejuicios a la hora de analizar este tipo de relaciones.

4 ¿Qué efectos tiene?

El dolor libera las endorfinas de nuestro cerebro, causando una sensación agradable. ¿No es algo irónico? Es porque son el equivalente a la morfina, que nos permite sentirnos bien, aunque no funciona con dolores demasiado intensos, como el de un brazo roto o un sangrado extremo, claro. En el sadomasoquismo el dolor es administrado de a poco y con cuidado, logrando curiosos resultados.

3 Palabras para estar a salvo

Muchas veces el dominador se excede en el dolor o heridas hacia la otra persona, y es por eso que se utilizan palabras clave, como rojo, verde o amarillo, para hacer saber al otro si el dolor es excesivo y no puede aguantarlo. De ésta manera nadie sale gravemente herido.

2 El dominado no tiene baja autoestima

El mito suele decir que quien está siendo dominado, lo hace por su baja autoestima y porque es el rol acostumbrado a cumplir en la sociedad. Sin embargo, los hechos muestran lo contrario: las personas que suelen ser dominantes y controladoras en la vida diaria prefieren ser los dominados en el acto sexual.

1 Los mitos en Fifty Shades of Grey

El primer mito es que los hombres llegan al sadomasoquismo por ser abusados de niños. Esto no es cierto y de hecho, la mayoría de quienes lo practican no sufrieron ningún tipo de abuso. Tampoco son personas que se alejen de las relaciones personales íntimas: muchos de ellos tienen familias constituidas y lazos románticos muy fuertes.

Para que se establezca una relación placentera para ambos, también es necesaria una comunicación fluida, así como saber respetar los límites del otro. Christian Grey no lo hizo al llevar bruscamente a Anastasia a una práctica que no conocía y al no respetar su ritmos de aprendizaje.

Fuente: Informe 21

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!