julio 18, 2024
inicionoticiasactualidadcultura popdeportesempresasopiniónpolíticatierra de campeonesalta suciedad

21

Ene

Sanos consejos de época estival: La dieta del curao y de la curá, para un verano feliz

En enero, me dan unas ganas ir a bañarme en Cavancha guata al aire y no con polera. Además, que me gusta hacerme el canchero con las señoritas que van a la playa, en especial a las morenas de bikini.


Pero es difícil cumplir y la realidad es otras, y asumamos que cuesta hace dietas y régimen para verse esbelto.

Bueno vamos con las indicaciones de la dieta de los curaos y curás. Este régimen-aclaro al tiro-, es de lunes a viernes nomá.

Primero partimos con un rico desayuno, muy nutritivo; una tostada con mantequilla y una lata de cerveza “Cristal”. A media mañana, haces como que vas al baño y te mandas un tarro de chela al seco. Después colocas cara de estar muy preocupado por el aumento de casos de Covid, en su variante Omicron.

Luego y para no cocinar en verano, como a las dos de la tarde almorzamos en “La Sureñita” en el Mercado Centenario, puede ser un pollito, pescadito a la plancha con ensalada y una chela de litro, pero se tiene que beber con calma, el Mundo no se acaba mañana. Como a esta hora del día estamos medios caramboleados y para que no se note, nos compramos un chicle fuertón en el kiosko de los González (Tarapacá con Vivar) y nos preparamos para ir a la playita, Cavancha la mejor del mundo.

Como las cinco de la tarde, la garganta está seca y el carraspeo es inevitable, nos pegamos una chela que llevamos en la mochila o bolso para pasar piola. La cosa tiene que ser casi al seco, para que no nos pillen. Llévate unos huevitos duros, un pan con algo (en los almacenes venden weas pal pan)

PERNIL

Y de vuelta de la playa pasas, haciéndote  el leso, por el supermercado a comprarte un pernil y si no hay pernil, una pichanga, más una oferta de chelas. Pero aquí hay que ser prudente, ya que no es bueno dormir con la guata llena. Te sirves un trozo de pernil o una porción de pichanga, porque hay que se moderado siempre, siempre. Para acompañar esta merienda, te tomas tres latitas de Cristal.

Llega la noche y te juntas con tus vecinos y vecinas, ya que hay que tener un buen convivir con los vecinos. En ese momento la charla sobre política y el gabinete de Gabriel Boric, puede ir navegando libremente por chelitas heladitas.

Ahora para el sábado y domingo, la dieta se va a la cresta, sería un despropósito recomendar algo cuando el cuerpo está clarito que es fin de semana y el copete corre como invierno boliviano frente a nuestros ojos.

Y algo muy importante, para evitar ese molesto dolor de cabeza cuando hay caña, tómate una aspirina, antes durante, pero nunca después.

Comentarios

Deja el primer comentario

ingreso de usuario

Google reCaptcha: Clave del sitio no válida.