domingo - 17/01/2021

Sarampión en Chile: ¿Cómo evitarla?

Sarampión en Chile: ¿Cómo evitarla?

Ante los nueve casos de sarampión ya confirmados por el ministerio de Salud, especialistas explican cuándo acudir a urgencia y cómo evitar su contagio.

“El sarampión es una enfermedad infecto- contagiosa que está dentro de las enfermedades exantemáticas propias de la infancia, es decir, una “peste” de los niños. Es producida por el virus sarampión, de alta contagiosidad, que se transmite de persona a persona a través de la vía respiratoria en forma directa”, destacó el Dr. Christian Polanco, pediatra y Jefe del Servicio de Urgencia de la Clínica Tarapacá.

Si bien el sarampión fue eliminada de Chile en 1992, ésta reapareción con fuerza en presente año, y el ministerio de Salud (MINSAL) inició una serie de medidas para evitar que los casos sigan aumentando. Sin embargo, el Dr. Polanco opina que “en el concepto de salud pública, significa que esta enfermedad fue erradicada como patología endémica en Chile, por lo que la aparición de, aunque sea un caso, significa un brote de la enfermedad, lo que implica que las barreras de contención, especialmente la vacunación, no han sido suficientes para que desaparezca”, indicó.

En este sentido, el médico de Clínica Tarapacá subraya que “el sarampión es una enfermedad prevenible, por eso se hace tanto hincapié con la vacunación, la que es obligatoria para todos los niños a los 12 meses de vida y es absolutamente gratuita. La población migrante, que ingresa al país, debe venir con el calendario de vacunación al día, especialmente los menores de dos años, y si la vacuna no ha sido aplicada, debe acudir a los centros de vacunación existentes”.

Respecto a la forma de reconocer la enfermedad, el profesional de la salud aclara que el sarampión “tiene un periodo de incubación de algunos días (está presente el virus, pero no se manifiesta) y luego aparecen los síntomas clásicos: fiebre alta (sobre 38,5°), decaimiento, ojos rojos (conjuntivitis), ganglios inflamados en el cuello y las manchas en el cuerpo, especialmente tórax y abdomen (exantema). A esto se le puede agregar vómitos, diarrea, dolor de cabeza intenso y rechazo a la luz (fotofobia)”.

“La población de mayor riesgo son los inmunosuprimidos, es decir, niños menores de dos años, adultos mayores de 65, embarazadas y pacientes con enfermedades crónicas como asma, diabetes, cardiopatías, etc. Como es una enfermedad muy contagiosa, el hecho que el virus pueda circular libremente lo hace muy peligroso para la Salud Pública”, advierte el especialista.

Según los últimos registros, en la Región de Tarapacá los menores inmunizados llegaron al 77% de un total de 29.398 niños y niñas entre 1 y 5 años. A juicio del facultativo, “para que la vacunación tenga un efecto significativo debe tener una cobertura superior al 95%. La cifra de 77% es muy baja y permite que existan altas posibilidades que el virus vuelva a aparecer como enfermedad endémica, con todos los riesgos que eso tiene para la población, y volver a lo que vivíamos antes de la vacunación, que eran hospitalizaciones de niños graves por sarampión o sobre infectados con bacterias muy dañinas, de alta mortalidad”.

Complicaciones del sarampión

“El problema con el sarampión es que puede traer complicaciones, ya que este virus puede atacar otros sistemas del organismo, y no sólo el aparato respiratorio, por lo que puede provocar encefalitis, carditis, convulsiones y otros cuadros médicos que sí pueden comprometer la vida, o puede sobre infectarse con otro virus o bacterias y hacer que esta enfermedad sea muy agresiva para el paciente, hasta provocar la muerte”, enfatiza el Dr. Polanco.

Respecto del tratamiento, el médico señala que “el manejo de la enfermedad es sintomático, es decir, calmar las molestias y síntomas que tenga el enfermo con analgésicos, medidas físicas e hidratación, pero no existe tratamiento específico y, como cualquier infección viral, es auto limitada. Después de algunos días desaparecen las manifestaciones de la enfermedad y el paciente se siente mejor”.

Como recomendación, el doctor Polanco indica que “cualquier persona, independiente de su edad, que presente fiebre alta y manchas en la piel (exantema), debe acudir inmediatamente a cualquier Servicio de Urgencia, y ser evaluado por un médico. Si es sugerente de la enfermedad, se tomarán los exámenes para descartarla o confirmarla y poner al paciente en aislamiento, medida que se toma para evitar mayores contagios”.

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!