miércoles - 21/04/2021

Sanos consejos para el último día del año 2017: Decálogo para ser l@s mejores provocando orgasmos II

Sanos consejos para el último día del año 2017: Decálogo para ser l@s mejores provocando orgasmos II

Consejos para ellas: Si quieres conseguir que él viva una experiencia inolvidable, hay algunas cosas que necesitas tener preparadas de antemano.
Encárgate tú de todo, de preparar la casa, de organizar el tiempo, de tener dispuesto un ligero tentempié y sobretodo, avísale de que le espera algo importante, el principal estímulo de un hombre es su fantasía. Sobre todo no le dejes tomar la iniciativa ni hagas caso de ninguna de sus súplicas. Habla. El sexo es más excitante si se acompaña de palabras. Cuando acaricies su pene háblale, cuéntale lo hermoso que te parece, en el fondo casi todos los hombres guardan en su corazón un resto de complejo de pene pequeño y les hace sentirse muy bien cuando una mujer les dice lo grande, poderoso y bello que es su cetro de poder.

Acaríciale y no permitas que te toque hasta que notes que está realmente excitado. No manipules su pene o su escroto bruscamente hazlo con suavidad y lentitud, no tomes como ejemplo lo que has visto en películas X no son más que películas, la realidad es otra, tu caricia tiene que ser suave, pero la forma de asirlo tiene que ser firme, apriétalo con fuerza y muévelo con delicadeza.

El escroto también es una zona muy sensible que suele quedar relegada al olvido. Puedes acariciar su piel e incluso morderla o pellizcarla, también puedes tomar uno de sus testículos con tu mano y oprimirlo suavemente, al mismo tiempo que haces otras cosas con la otra mano o con la boca. La mayoría de los hombres sienten con mayor intensidad el orgasmo si se aprieta un testículo contra el otro en el momento oportuno.

Sé creativa. Hay pocas cosas que exciten tanto a un hombre como una mujer creativa en la cama. Invéntate cosas, por ejemplo, si tienes el pelo largo azótale la espalda con él. Dale besitos en el glande con las pestañas. Pásale un trocito de hielo por el pecho hasta el pubis. Acaríciale con fuerza los dedos de los pies. Masajéale los glúteos. Cuando le veas muy excitado para y espera a que le baje un poco la excitación para continuar. Busca nuevas posturas. Algunos estudios nos dicen que a los hombres les gusta cambiar más de postura que a las mujeres. Llévale hasta el orgasmo de la manera que tú prefieras. Si has decidido que sea a través de la penetración, la postura tú-encima es la más adecuada para que controles los movimientos y para que veas, por su cara sus gestos en qué momento se encuentran. Acelera o frena según te convenga y cuando se encuentre satisfecho, no le acaricies. La mayoría de los hombres después del orgasmo tienen la piel muy sensible y las caricias no les gustan, prefieren los abrazos enérgicos. Ahora es el momento de sacar lo que hayas preparado, comida o bebida, sírveselo como si fuera tu señor y ponle la cara adecuada para que comprenda que ahora te toca a ti. Déjale dormir, pero indícale con cariño que te debe una.

Fuente: Informe 21

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!