martes - 03/08/2021

En el sexo, ¿qué es lo que nos preocupa?

En el sexo, ¿qué es lo que nos preocupa?

¿Le habrá gustado? ¿Me he quedado corto o ha sido suficiente? ¿Me volverá a llamar? ¿Será el elegido? Tras una noche de cama todo son interrogantes y llegados a un punto de reflexión de nuestras vidas, las cuestiones sobre el sexo se convierten en infinitas. En este sentido, un estudio reciente revela nuevas pistas sobre qué es lo que realmente preocupa a hombres y mujeres en cuanto a las relaciones sexuales. Según una investigación de la Universidad de California y la Universidad de Texas en Austin, publicada en la revista «Archives of Sexual Behaviour», lo que rompe la cabeza a ellas y a ellos es la cantidad y la calidad. Para los hombres el hecho de haber tenido pocas amantes les afecta. En cambio, a las mujeres lo que les remuerde la conciencia es haberse acostado con la persona equivocada. Durante la investigación quiso demostrarse que el arrepentimiento y el remordimiento en el sexo responden a patrones evolutivos del ser humano y para ello se usaron datos de tres estudios diferentes realizados sobre un total de 25.000 personas. Las tres quejas principales de los hombres son haber sido demasiado tímidos en el acercamiento a una posible pareja, no haber sido “arriesgados” sexualmente durante su juventud y no haberse lanzado a la aventura en una noche desenfrenada. No obstante, para las mujeres la mayor preocupación es haber perdido la virginidad con la persona equivocada, haber sido infiel a la propia pareja y haberse precipitado demasiado en el terreno sexual. Oportunidades perdidas «Para los hombres, a lo largo de la historia evolutiva, cada oportunidad perdida para tener relaciones sexuales con una nueva pareja es una ocasión de reproducirse tirada a la basura», señala Martie Haselton, profesor de psicología de la UCLA. Sin embargo, en las mujeres la reproducción requiere una mayor responsabilidad, desde los nueve meses de embarazo y la lactancia, hasta al apego que dura toda la vida. «Escoger a la persona equivocada para tener descendencia puede convertirse en una elección de la que se pueda arrepentir», cuenta Haselton. La comparación entre gays, lesbianas, hombres bisexuales y mujeres bisexuales sigue un patrón similar. «Las consecuencias del sexo casual o sexo de una noche son mayores en las mujeres que en los hombres desde tiempos ancestrales y esto probablemente haya provocado que las relaciones emotivas se vean modificadas en la actualidad», cuenta Haselton. Pese a que existen métodos anticonceptivos y socialmente hayamos evolucionado, no parece que las relaciones entre hombres y mujeres hayan cambiado tanto ya que la huella evolutiva es aún muy profunda.

Fuente: Informe 21
]]>

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias Relacionadas

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!