jueves - 29/07/2021

Hay que aprovechar el verano iquiqueño: 10 razones urgentes para tener sexo en el agua

Hay que aprovechar el verano iquiqueño: 10 razones urgentes para tener sexo en el agua

La secuencia es así: preparas unos ricos “mojitos” o unas “chelitas” heladas, te pones el traje de baño más sexy que tengas y le das la bienvenida a una noche de sexo genial abajo del agua. Si todavía no lo hiciste, te contamos por qué no puedes dejarlo para mañana: la lujuria veraniega en alguna playa nortina te está esperando. (Pero piola)

1- La piel mojada estimula los sentidos. El tacto se vuelve más intenso y puedes resbalar en el cuerpo húmedo del otro, exacerbando el placer de tocarse.

2- Cuando estamos en el agua, cambia el peso que percibimos del cuerpo. Nos volvemos más livianos y flotamos sin dificultad. Eso permite que estemos más relajados y que las posiciones sexuales de parados sean más cómodas, ideal para animarse a innovar y probar nuevas poses.

3- El agua invita al juego de la sensualidad. Sobre todo cuando estás en el mar, las olas que ocultan, cubren y descubren el cuerpo son un gran afrodisíacos.

4- Nada como relajarse en el agua después de un día pesado y caluroso. La frescura invade tu cuerpo y despeja los pensamientos. Es un gran aliado en la lucha contra el estrés. El agua afloja los músculos, acaricia, masajea. Es el escenario perfecto para desplegar la sensualidad con tu pareja.

5- Te conecta con el otro. Te liberas de la ropa y sientes la suavidad de la piel propia y ajena. El agua nos vuelve más sensibles y propensos a descubrir nuevas zonas erógenas.

6- El sexo en el aguita te recuerda a películas eróticas y fiestas hot donde todo es posible. Anímate a dejar que tu cabeza se pase películas, libera tu imaginación y aprovecha la situación para hacer realidad una fantasía pendiente.

7- En general, salvo que tengas una piscina en tu casa, el sexo en el agua suele darse en un lugar público donde las miradas ajenas están ahí nomás. La posibilidad de que te descubran in fragantti, hace que la experiencia sea más intensa y que la adrenalina se te dispare por las nubes. Pero ojo con los pacos, si te pillan llegarán como 30 a detenerte por “faltas a la moral”.

8- Además de pasarla bien, haces ejercicio. Es sabido que la natación tiene grandes ventajas para el organismo y que favorece la pérdida de peso. Si sumas las calorías que pierdes con el sexo a las que bajas con el ejercicio acuático, sumarás hasta 700 por cada encuentro íntimo que tengas en el agua. También vas a sentirte más ágil y flexible.

9- Es bueno para tu salud. El sexo en el agua ayuda a la salud reproductiva ya que aumenta los niveles de estrógeno y progesterona. Por otro lado, los beneficios de una noche hot son muchos: disminuye la posibilidad de endometriosis, el mal de alzheimer, regula los ciclos menstruales y es un excelente analgésico natural. ¡No pierdas el tiempo!

10- Una vez que salgan del agua, después de una jornada de sexo y nado, van a estar agotados y relajados. La sensación de liviandad te seguirá acompañando y vas a tener el regalo extra de dormir profundamente y disfrutar de la camita como nunca.

Informe 21
Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!