sábado - 08/05/2021

Tips para aprender a hablar “cochino” en la cama

Tips para aprender a hablar “cochino” en la cama

La estimulación por medio de las palabras también juega un papel primordial a la hora de tener sexo, y es que, junto al toqueteo se puede empezar a jugar con la voz… Susurrar al oído frases  “cochinas” o “sucias” que despierten la libido y que eleven la temperatura del encuentro.

“Decir o escuchar palabras cargadas eróticamente estimula la transmisión de dopamina, que juega un gran rol en la excitación sexual”, explicó Ian Kerner, PhD, autor del libro Passionista. “este tipo de palabras pueden realzar la intensidad emocional y física de la experiencia”, agregó.

Sin embargo, en muchas ocasiones tanto hombres como mujeres se reprimen al momento de hacer el amor, y no dejan fluir este tipo de palabras por miedo a ser consideradas mujerzuelas, o en el caso de los hombres, por pensar que a ellas no les gusta que les hablen de esa forma.

Es por ello que se recomienda tener una buena comunicación de pareja a todos los niveles, para que de esta forma, ambos puedan expresar sus deseos tanto fuera como dentro de la cama.

1. Es indudable que a los hombres les encanta la comunicación erótica, todos los sonidos que exhalan durante un encuentro sexual serán bien apreciados por tu pareja; gemidos y suspiros siempre son un deleite, pero en cuanto a las palabras “sucias” hay dos posibilidades: expresar por qué estás disfrutando el momento y describir lo que quieres hacer a continuación.

2. Hay que tener en cuenta, que efectivamente no a todas las personas les parece sexy utilizar frases de este tipo en las relaciones sexuales, por lo que es importante saber con qué te sientes cómodo y qué es lo que tu hombre quiere oír, para luego trabajar desde ahí.

3. El dirty talk, no necesariamente es la utilización de palabras obscenas, sino que se trata de enfatizar la sensualidad y el deseo que sientes por esa persona en ese momento. Incluso frases simples como “qué quieres hacer ahora” o “te voy a hacer lo que te gusta”, pueden ser extremadamente eróticas si se dicen en el tono apropiado.

4. “Estoy llegando”. Esta es una de las frases más sencillas, pero que más excitación provocan. Es importante que tomes en cuenta en qué momento la dices, el tono y el contexto. Procura decirla sólo si estás a punto de llegar, si no quieres que el orgasmo se te esfume; y si la mencionas entre gemidos y tu respiración agitada, será como una bomba.

5. “Me encantan tus manos”. Hacer cumplidos acerca de su buen desempeño será excitante para él porque estás haciendo explícito sus cualidades en la cama y demostrando que él está cumpliendo con su misión de darte placer.

6. “La tienes tan dura”. Frases como ésta, que están más subidas de tono, también provocan grandes momentos bajo las sábanas, pues él se sentirá como todo un semental.

7. “Dame duro”. Con estas palabras estarás impulsando su desempeño, pues en cuento él la escuche, sacará de sí toda su energía para hacerte llegar al orgasmo.

8. “Úsame”. Al pronunciar esta palabra, automáticamente le estas dando carta abierta para que él se explaye, ya que estás dispuesta a que, en esa ocasión, él sean el que tome las riendas del encuentro, mientras tú estás en disposición de hacer lo que él te pida.

9. “Tómame”. Es la palabra detonante para iniciar con el coito, ya que previo a que menciones esto, hubo un juego erótico que provocó que decidieras pasar al siguiente nivel. Además, al decirla, es como si oprimieras el botón de excitación en tu pareja.

10. …

 

Informe21
Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

24/7

Formulario de Contacto

Ingreso de usuario

Recuerde que debe estar inscrito por el Administrador para poder ingresar.

Inscribete al Newslatters

Mantente informado con las noticias, notas y opiniones de El Sol de Iquique. No esperes más ¡INSCRIBETE!